Ysy A, cómo llegó de rapear en los colectivos a llenar el Ópera