Ya se puede renovar la licencia de conducir en menos de una...

Ya se puede renovar la licencia de conducir en menos de una hora

Cargar la sube en el kiosco de la vuelta, no en el de al lado de la oficina porque siempre tiene cola; ir por las callecitas de microcentro esquivando gente como en un videojuego para ganar segundos; correr y lograr subir a ese colectivo. Todo para llegar a tomar ese anhelado mate con tu mamá. El tiempo tiene un valor incalculable. Por eso, el gobierno de la Ciudad busca optimizar los tiempos de los trámites que los vecinos realizan. La digitalización, el chequeo de requisitos antes de pasar a la parte presencial y el cambio de orden de algunas etapas del proceso ahora le permite a los porteños renovar su licencia de conducir en menos de una hora.

“Renovar el registro siempre fue un trámite que nos hizo renegar y pasarnos horas en una oficina. Ahora el trámite lo empezamos desde casa y es mucho más simple y rápido. Queremos ir hacia una Ciudad donde la gente gane más tiempo libre para estar con su familia o disfrutar haciendo lo que más le guste”, afirmó Felipe Miguel, jefe del Gabinete porteño.

Para iniciar el trámite los vecinos pueden ingresar a la web y acceder a la nueva guía de trámites. A través de un simple cuestionario, el asistente de trámites informa todos los pasos a seguir, los requisitos para cada tipo de licencia y datos de importancia que quedarán además documentados en el correo del conductor.

“Nuestro objetivo es que los vecinos puedan ahorrar cada vez más tiempo, por eso apostamos a facilitar los procesos y al uso de soluciones digitales, para que el momento del trámite sea una experiencia amigable” ,Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal.

Conocidos todos los requisitos, se debe chequear de manera online la existencia de infracciones. En caso de encontrarse faltas, el vecino podrá, a través del chat de la Ciudad, acceder a una conversación con un controlador de la Ciudad para poder resolverlas sin tener que movilizarse. El segundo requisito es la gestión del Certificado Nacional de Antecedentes de Tránsito (CENAT).

El tercer paso es realizar la Charla de seguridad vial que puede hacer cualquier vecino sin salir de su casa de forma online del curso. En menos de 50 minutos recibe una clase de actualización sobre normas de tránsito y prevención de incidentes viales. Los 4 videos le presentan al vecino preguntas que examinan si el material fue aprendido.

Una vez realizada la charla el siguiente paso es reservar un turno para presentarse en una sede. Gestionado el turno, el sistema habilita el pago de trámite en forma online o presencial por medio de la Boleta Única Inteligente (BUI). Abonado el trámite solo queda asistir a la sede y pasar los exámenes de aptitud psicofísica.

La aplicación Fila Cero se integra en la gestión de trámites de la Ciudad, quienes la descarguen y soliciten turno para realizar la renovación de su licencia, recibirán recordatorios en los días previos y, el día del trámite podrán ver en tiempo real el estado de su fila, hacer el check in desde el celular e ingresar a la sede sin hacer colas, es decir, al momento de ser atendidos.

Pasos + 1 Consultá tus infracciones en CABA + 2 Aboná el CENAT (Certificado Nacional) + 3 Realizá la charla de seguridad vial (renovación) + 4 Reservá el turno + 5 Aboná la Boleta Única inteligente (BUI) que te llegará por correo + 6 Presentate en la Sede elegida.

“Todo el proceso ha sido evaluado para que los vecinos lleguen a la sede con los requisitos cumplidos y eviten demoras”. Afirmó Carrillo,

“Si algún conductor olvida un requisito, nuestro sistema de pre check se lo informa 72 horas antes de tener que asistir y le permite cumplirlo para que no pierda el turno”. Así, todos los vecinos que asisten, no tienen infracciones de tránsito, gestionaron los certificados necesarios, abonaron el trámite y actualizaron sus conocimientos sobre normas de tránsito.

Llegó el día, el vecino se acerca a la Sede Central de Licencias. Presenta los documentos necesarios para iniciar la etapa presencial. No necesita entregar fotocopias de su documento de identidad ya que la sede cuenta con los nuevos escáners instalados para digitalizarlo. Tampoco precisa un papel que certifique que realizó la Charla de renovación porque basta con dictar el código único que el sistema le entregó.

“La digitalización de los documentos agiliza el proceso y reduce el uso de papel, esto es un paso más en el camino a lograr una Ciudad más amigable ecológicamente”, sostuvo Carrillo.

Después de la etapa inicial, en la que se tomaron sus fotos y se confirmó que la categoría de la licencia fuese la correcta, pasa a la evaluación psicológica. El examen psicológico es la parte del proceso que más licencias retenidas e inhabilitadas generó en los últimos años, por este motivo se adelantó a esta instancia: para que el resto del trámite fluyera con mayor rapidez. Es el turno de las evaluaciones visual, auditiva y médica. Una vez finalizadas, el conductor se acerca a una pantalla del sector de control de gestión y chequea que todos los datos de su nueva licencia sean los correctos. Nuevamente, se reemplazó el papel impreso por un sistema de control digital. Con su confirmación, la licencia se imprime y, menos de una hora después de haber entrado a la sede, el vecino sale con su licencia en la mano. La Ciudad renovó 370.920 licencias de conducir en 2019.

“Las mejoras en el proceso de renovación de la licencia de conducir son resultado de un trabajo sostenido en el tiempo. Durante los últimos meses pusimos a disposición del vecino material y contenido didáctico, con lenguaje claro y sencillo, para que su aprendizaje y evaluación como conductor sea parte de un proceso integral.” Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Un proceso más amigable

El equipo de la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal se enfocó en cambiar los procesos de gestión de la licencia de conducir, utilizando herramientas digitales para hacer el trámite más accesible y ágil para el vecino.

Los principales cambios son:

  • Medios de pago online: Es posible pagar el importe del trámite de forma online mediante la Boleta Única Inteligente (BUI).
  • Charla de renovación online y código digital: la Charla de renovación online es un curso de actualización que consiste en un video interactivo acompañado por preguntas que evalúan la comprensión de los contenidos. Una vez finalizada, se le otorga al vecino un código único para que presente al realizar la gestión presencial.
  • Sistema de Pre check: evalúa que el vecino cumpla con todos los requisitos necesarios para iniciar la parte presencial del trámite y le avisa 72 horas antes de su turno si le falta algún documento.
  • Escaners: se instalaron en las sedes comunales y en la Sede Central de Licencias. Permiten digitalizar los documentos de identidad sin necesidad de recurrir a las antiguas fotocopias en papel.
  • Cambio en el orden de las etapas: después de estudiar en qué partes el proceso se hacía más lento, se modificó el orden para agilizarlo que alcanzará a todas las sedes.
  • Digitalización del control de gestión: se reemplazó la etapa en la cual se controlaban los datos de la nueva licencia por medio de un papel impreso por la verificación a través de pantallas digitales que muestran la nueva licencia del vecino.

Dejar una respuesta