Una tía abuela cerca de la muerte, un departamento sin herederos, un documental con mucho humor negro: entrevista al director Iair Said