Una mujer escapó de su casa con un cuchillo clavado en la espalda