Un hombre se sacó los ojos con sus propias manos tras romper con su novia