Un error de la Secretaría de Cultura desató polémica por el tema de acoso sexual