Un ataque con arma blanca en Japón dejó una niña muerta y al menos 17 heridos