Un alcalde francés desafía la política nacional al dar refugio a migrantes