Twitter es menos popular pero más rentable