Tras un fin de semana caluroso, llueve en la ciudad de Buenos Aires y se espera que baje la temperatura