Tras complir una condena por asesinato, Risso Patrón firmó con un equipo del ascenso