Tras causar un terremoto político, retiraron la candidatura a Primera Ministra de la princesa de Tailandia