Sid Vicious: el máximo ícono del punk que fue víctima de su propio personaje