Se derrumbó el techo de una universidad en San Petersburgo y temen que haya personas atrapadas bajo los escombros