Ricky Martin revolucionó la alfombra roja de los Grammy en compañía de su hijo Matteo y con nuevo look