Quedó ciego y puso en venta su casa para poder viajar a China y someterse a un tratamiento que le devuelva la vista