Prisioneros son asesinados para comercializar sus órganos a extranjeros en China, según un testigo