Pichón Baldinu: “El espectador juega como su fuera un niño” en el “Hombre vertiente”