Pablo Carrasco, un favorito de la gente, quedó afuera de “La voz...

Pablo Carrasco, un favorito de la gente, quedó afuera de “La voz argentina”

La semana arrancó con todo en La voz argentina. En este nuevo tramo del concurso, conocido como “las batallas”, se presentaron dos de los integrantes del equipo de Ricardo Montaner: el pergaminense Pablo Carrasco y la cordobesa Paula Torres, que interpretaron el tema “Alone”, de la banda Heart.

Luego de una tremenda versión, Montaner tuvo la difícil tarea de elegir quién quedaba afuera del concurso. El miembro del jurado se quedó con Paula. De esta forma, el hombre de 48 años, quien era uno de los favoritos del público, quedó afuera. Esto provocó enojo y críticas en las redes sociales. “Por cualquiera de los dos lados que me decida voy a cometer una injusticia porque los dos son extraordinarios”, había destacado Montaner.

“Esta decisión no tiene absolutamente nada que ver con el desarrollo de esta batalla sino con lo creo que puedo necesitar de ahora adelante en el equipo. Cuando ella comenzó a cantar sentí que se me ponía la piel de gallina y eso marcó mi decisión“, agregó. Soledad Pastorutti, Axel y Tini Stoessel reconocieron la calidad de los dos y destacaron la difícil decisión que tenía que tomar su colega.

Pablo apareció en el segundo programa de La voz… y cautivó con su interpretación del clásico “Still loving you”, de Scorpions. Pablo es un expolicía que, por un accidente, tuvo que cambiar su estilo de vida. “Era empleado de la Policía Federal Argentina, hacía tareas de observación, estaba en una zona oscura a las cuatro y media de la mañana, había un pastizal alto y me caí adentro de una alcantarilla. No la vi, caí de espaldas”, contó la primera vez que enfrentó al jurado.

“Desde ahí no caminé más. Empecé con problemas de columna, tuve estallido de disco en la zona lumbar, traumatismo de cráneo. Me cambió la vida”, describió emocionado. Pablo ahora camina ayudado por un bastón canadiense.

Montaner no fue el único que tuvo que decidir entre dos participantes de su equipo. Cada miembro del jurado eligió a uno de dos contendientes. Pero sin dudas, la decisión más difícil fue la que tuvo que tomar Ricardo.

Dejar una respuesta