Orozco-Barrientos: con el folclore cuyano como referencia, pero nunca como frontera