Negocios, embotellamientos y muerte en la cima del mundo: desafiar al Everest sin estar preparado