Murió Kayla, una orca de 30 años exhibida en SeaWorld de Orlando