Mike Pompeo aseguró que EEUU y Rusia no están “condenados” a una nueva Guerra Fría