Miguel Ángel Rodríguez: «Tengo la idea de dirigir teatro»

Miguel Ángel Rodríguez: «Tengo la idea de dirigir teatro»

El actor y comediante contó en TNT Sports su idea de lanzarse como director. Junto a Pablo Giralt en Instagram Live repasó los grandes momentos de su carrera, su relación con Marcelo Tinelli y el recuerdo de Gerardo Sofovich.

«Hay gente que me pide que vuelva a hacer imitaciones, pero no sé cómo lo podría hacer ahora después de tanto tiempo. La imitación me dejó a mí… Se fueron perfeccionando muchas cosas, ahora vinieron muchos colegas buenos en serio. No sé cómo podría volver».

«Gustavo Yankelevich fue mi gran mentor, me ayudo mucho junto con Marcelo en Los Rodríguez. ‘No sé a quién estás imitando, pero me divierto mucho’, me decía Gustavo. La imitación era lo que uno le ponía, más toda la dirección de arte y producción que había detrás».

«Arrancamos con una preproducción muy grande, eran 200 personajes como para que la gente de arte comenzara a desarrollar las prótesis. Éramos como una heladería, teníamos todos los gustos, y después quedaban 20 personajes en cada programa».

«Telefe lanzó el especial 30 años juntos, donde la gente puede votar los programas históricos del canal, y el otro día salió Los Roldán. Fue un producto que hizo historia en la televisión. Tengo un recuerdo entrañable con China Zorrilla, con ella grabamos toda la noche arriba de un colectivo».

«Con eso de la fama yo siempre trate de tener los pies sobre la tierra. Venía de Son Amores, y luego vino Los Roldán, fueron cuatro años muy fuertes. Salir a la calle era medio engorroso porque hacíamos 30 puntos de rating todos los días, que para una tira diaria era muchísimo».

«Disfrutaba ese ritmo porque me gustaba el laburo, aunque eran 12 horas por día más las grabaciones de las publicidades. Lo disfruté más viéndolo el otro día con mi hijo y chateando con Marcelo. Ahora te sentás y lo disfrutás de otra manera».

«Lógicamente que había cosas que no me gustaban, como todo, las hacía por obligaciones de la producción. Por ejemplo, Tinelli no me terminaba de salir bien. Era un Tinelli medio gordo el mío, con mi físico muy distinto, más la prótesis… no daba. Pero gustaba, la gente me decía ‘tenés que hacerlo’, pero a mí no me gustaba. ‘Es una porquería’, decía yo. Tinelli no es fácil de entrarle, hay un par de frases como latiguillos, pero no es fácil de hacer».

«En el Mundial de Francia 98, Telefe tenía a todo Videomatch allá en Europa, aunque algunos estaban conmigo acá. Gustavo Yankelevich me decía ‘meté un musical al final, hacelo a Antonio banderas, bailá’, ¡no paraba! Y a mí encima se me ocurre hacer a Nahuel Mutti, que estaba de moda, con los dreadlocks. Fue una experiencia extraordinaria».

«Anda dando vueltas por mi cabeza dirigir teatro, lo he pensado varias veces. Pero yo lo comparo con el fútbol, con el futbolista y el DT. En los últimos tiempos San Lorenzo tuvo un 5 como Ortigoza, que me decían que era un técnico dentro de la cancha, pero no sé si lo ponés en el banco y da lo mismo, ojo. Y Verón es presidente, no técnico, no sé…».

«Con Beto Brandoni aprendí lo que es un actor dirigiendo. Yo le copié muchas cosas de él, la pausa, el cambio de ritmo, para mí es uno de los mejores actores en el mundo, un tiempista como pocos. Trabando en equipo así, creo que podría dirigir».

«Laburé con Gerardo Sofovich en La peluquería de Don Mateo. Me marcó en todo, un tipo muy inteligente, sabía cinco idiomas, era director, escritor, productor. Era muy talentoso, el tema era que él se lo decía a todos eso, entonces algo así chocaba en aquella época. Pero sí, era real, tenía razón. Gerardo tenía mucho humor, pero había que saber tomarlo».

«Un día me equivoqué y Gerardo para la grabación, y se escucha su voz por el talkback, me dice ‘¿qué hiciste?’, y yo le digo, ‘pensé’. ‘Ahí está el problema, pensaste… para pensar estoy yo’, me contestó. Gerardo componía un personaje medio padrinezco, y yo me reía, pero quizás los demás lo vivían distinto».

«Cuando Claudio y Stoessel van a Telefe para trabajar con Tinelli, ellos me llevaron mí, porque Marcelo ya me conocía del 88. Así que el primer Hoppe fui yo. En aquel tiempo era trabajar las 24 horas sin fin, cuando arrancamos en el 91. Poison, Kiss, Xuxa, Guy Williams, Delon, era increíble todo lo que pasaba en Pavón y Matheu… en cambio por Carlos Calvo solo se hacían el Noticiero y el programa de Susana».

«Lo de Minguito, hubo gente a la que le molestó. Yo lo encaré porque me pareció que era muy interesante, lo estaba haciendo en teatro y Gustavo Yankelevich me pidió que lo haga en tele. Lo hice con como recreación y con respeto, eso se lo robé a Fernando Bravo. Aparte, después se le pudo dar un tono solidario».

«Miro en retrospectiva todo lo que hice y me gusta, me dio muchas satisfacciones mi trabajo. Videomatch, Los Rodríguez, sinceramente me encanta todo lo que hice, no me arrepiento de nada en mi carrera».

Dejar una respuesta