Luciano Pereyra, un concierto doble en el Colón y una controversia renovada