Los vecinos de la Ciudad eligen áreas de juegos infantiles libres de humo de tabaco