Los secretos de la columna de Modern Love, según su editor