Los parques se tiñeron de rosa con las flores de los palos borrachos