Los colores y la pasión por los deportes nos identifican, la sangre nos une