Los cigarrillos electrónicos son efectivos para dejar de fumar, según un estudio