Los candidatos no hablan de proyectos