Los Beatles y los ecos del recital en una terraza que aún se escuchan