Llegó el alivio: tras una jornada calurosa, llueve en la ciudad de Buenos Aires