Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, lo más recomendado