Las tensiones comerciales estancan el crecimiento económico mundial