Las riadas en el río Mississippi este año son las más prolongadas desde la Gran Inundación de 1927