La Secretaría de Deportes deja de existir para anular el “poder paralelo kirchnerista”