La sangrienta pelea que se volvió viral por las constantes caídas de los luchadores