La Policía de la Ciudad desbarató un desarmadero clandestino y secuestró autopartes tasadas en un millón de dólares