La monja que espera al ser amado en lo alto de la Catedral de Durango