La Justicia de Brasil denegó a Lula la autorización para asistir al velorio y entierro de su hermano