La foto que más esperaba Novak Djokovic tras consagrarse en el Abierto de Australia