La CDMX registra 18 incendios: el olor a humo revive el fantasma de la mala calidad del aire