¡La apertura de FIBA fue una fiesta!