Kelli Giddish, la policía ludópata y alcohólica de “La Ley y el Orden”