Israel lanzó el primer centro de atención para víctimas de delitos informáticos