Insectos, templos, el particular deseo de Charlotte y las memorables frases de Alex: así fue el primer episodio de “Caniggia Libre”