Fuertes lluvias en Río de Janeiro dejan al menos tres muertos y las autoridades decretaron el “estado de crisis”