Familia Bichir, preocupada por evitar depresión en Demián