Facebook paga a usuarios para poder espiarlos